Voces comunitarias

Voces comunitarias


Muchos dirán que es pasado y cosas de los antiguos intercambiar productos sin poner un precio fijo, sin embargo aquí miramos que no solo es un producto que se ve y que se palpa sino que es un intercambio de beneficios que puede ser hasta del alma.

¡Venga! y le cuento mi amigo que es lo que podemos hacer, yo te doy tú me das para un trueque así tener; puede ser una sonrisa o la enseñanza de algo que tú puedas compartir con mucho gusto y encanto.

“El niño de mi vecina iba a la biblioteca a realizar sus tareas pues la idea es que su rendimiento no esté lleno de mareas, y a cambio de este servicio, una plantica ya trae para adornar los espacios que se encuentran en el parque”.

¡Ay mi señora querida no tengo con que pagarle!, es lo que se escucha en muchas madres y padres, sin saber que un buen trato a sus hijos puede darles es una forma de trueque que sin reconocerlo puede ayudarles, ¡oiga! y ¿qué puedo hacer si es que me aburro en mi casa?

Después de llegar del colegio todo me quita la calma, y ¿por qué no participa en un grupo juvenil?, aprendiendo de liderazgo si te puedes divertir.

Óigame usted vecina, ¿Qué es lo que pasa en su casa, que sus niños lloran mucho? y esto si que los desgasta; ¡Venga! y se desahoga que yo la puedo escuchar.

Este joven ya acabo su estudio en el colegio, tiempo libre si que tiene pero ¿En qué lo esta invirtiendo? con cosas productivas, motivantes para el que haga trueque por su estudio y un apoyo puede haber; si que tienes habilidades y es ejemplo a seguir de los niños que lo ven, tiempo quieren compartir.

Doña María no tiene quien le cuide a sus pequeños, tiene que ir a trabajar para ganar un sustento; puede ser que en sala cuna sus niños puedan cuidar y por este servicio al ropero puede aportar.

Intercambia una sonrisa, un abrazo, una caricia, un buen trato para todos, mil momentos de alegría, unión, comprensión, carisma.

Interesarse por uno, sin importar nadie más, ni los de tu alrededor con los que convives más, es un acto de egoísmo, porque si fuese al contrario crecerías como persona, pudiendo así aportar al crecimiento de una gran comunidad.

¡Óigame! y si sabía que siempre hay algo pa´dar y a su vez no necesitas que esto sea material, un consejo, un saber, una risa, un compartir, una mirada, un oír; no te inhibas ni deprimas pues das mucho, al contrario se feliz.

Te sirve lo que yo tengo, Me sirve lo que posees, por que no intercambiamos y así hacemos un trueque. Anímate a utilizar el verbo del trueque:

“HAGAMOS TRUEQUE”

YO TRUEQUEO
TU TRUEQUEAS
ELLA Y EL TRUEQUEAN
NOSOTROS TRUEQUIAMOS
ELLOS Y ELLAS TRUEQUEAN
Y ASÍ EL TRUEQUE SE CONVIERTE EN NUESTRO DIARIO VIVIR

¡TE INVITAMOS A QUE TRUEQUEES Y ASÍ MISMO SEAS FELIZ!

Cr 2 No 12 - 14 | Teléfono: 283.1541 - 282.1509 | Celular: 313.8517.941 | mail: fundacion@laudesinfantis.org
Colombia, Bogotá D.C. Todos los Derechos Reservados ©